SJ LifeMag - шаблон joomla Новости

RESEÑA | Llámame por tu nombre (Call me by your name)

Contada como una poesía que habla más por su estética que por su texto, la cinta con cuatro nominaciones a los Premios Oscar 2018 rasca en los recuerdos del primer amor.

 

L
a seducción en el cine es uno de los temas más difíciles de lograr. Basta con cruzar un poco la línea para que una película caiga en un estereotipo de sexo innecesario o que el público de más importancia a una escena sexual que al resto de la narrativa. Afortunadamente, Llámame por tu nombre, cinta del director Luca Guadagnino, tiene el suficiente equilibrio para contar una historia de amor homosexual (sí, es necesario hacer el énfasis), que pasa por todas las etapas del enamoramiento de manera equilibrada y encantadora. La reafirmación de la orientación sexual de sus protagonistas es necesaria, para entender el cómo va surgiendo el romanticismo y nace el idilio entre ellos.

Elio Perlman (Timothée Chalamet) es un adolescente con diecisiete años que está pasando el verano en una casa de campo en el norte de Italia, junto a sus padres Mr. (Michael Stuhlbarg) y Annella Perlman (Amira Casar). El padre de Elio recibe anualmente a un estudiante durante el verano para compartir conocimientos de su profesión, la cultura grecolatina; en esta ocasión es Oliver (Armie Hammer) quien llega para pasar seis semanas y trabajar en su doctorado, tiempo suficiente para que nazca un romance que marcará las vidas de Elio y Oliver para siempre.

 

 

Aunque la historia presentada en Llámame por tu nombre no es nada distinto a la canción Amor de verano (de Roberto Jordan), es la forma en que se cuenta la que marca una diferencia entre todas las historias de amor antes contadas. La cinta se apoya de la fotografía, los paisajes de una Italia rural, los gestos y el mismo cuerpo de sus protagonistas para crear una historia de amor que se aleja de convencionalismos visuales.

Obviamente, dentro de la historia se cuentan los conflictos a los que una pareja de gays se enfrenta en la época de los 80, sin embargo, no lo toma como ancla dramática y se concentra en seguir envolviendo al espectador en un amor ideal, transmitiendo ese suspiro del primer amor, acompañado de un soundtrack cautivador que nos lleva de la mano hasta hacernos suyo.

 

 

Llámame por tu nombre es una cinta que merece ser vista, sobre todo por ese llamado que hace hacia la normatividad; ese mensaje de que el amor homosexual existe y genera la misma profundidad que uno hétero. Agradecido estoy con una cinta que hable realmente de amor, y que tome el erotismo como un complemento sólo para hacernos entender, no como una prioridad para vender un título.

Ni hablar de las interpretaciones de Timothée y Michael; bien merecidos todos los premios obtenidos hasta el momento, y los venideros.

 

Modificado por última vez en 01/02/2018

Share this article

About Author

Victor Mercado

Editor en Jefe de Círculo Postal.

Multitask especializado en branding y comunicación de moda, además de llevar Relaciones Públicas para marcas de Estilo de Vida. Disfruto mucho el café, la música y el cine. Siempre quiero descubrir y escribir algo.

Sitio Web: https://twitter.com/vickloop

CÍRCULO POSTAL TEAM

Conoce al equipo #CírculoPostal

Nuestro Newsletter

Recibe noticias y promociones antes que nadie por correo electrónico

PUBLICIDAD

¿Tienes una marca y quieres anunciarte con nosotros?

 

Envíanos un mail a hola@circulopostal.com  

 

 

DESCARGA NUESTROS WALLPAPERS

INGRESO A TEAM