Portada CINERESEÑAS RESEÑA | El Baile de los 41

RESEÑA | El Baile de los 41

Por Víctor Mercado

Ante un escenario de un México altamente conservador, un grupo de hombres viven a puerta cerrada una fantasía que celebra sus cuerpos y femineidad.

Duele un poco tener que escribir sobre un trágico acontecimiento que ha marcado, señalado y ridiculizado a la población LGBTIQ+ de México, sin embargo, es también un placer poder hacerlo desde una perspectiva donde estas violencias han motivado a grupos de personas para continuar en el reconocimiento y exigencia de derechos. Además, por supuesto, estamos frente a una película de ficción ¿Cierto? (sarcasmo).

La historia de los ¿42?

El Baile de los 41 es una muy famosa historia entre la comunidad LGBTIQ+, que trata de una redada policiaca en tiempos del porfiriato, donde se atraparon a 42 elegantes hombres homosexuales que realizaban un baile, algunos de ellos maquillados, con vestidos y joyas de clase alta. El escándalo, además de ser un baile lleno de gays celebrando la diversidad, fue más grande cuando –rumores-, entre ellos se encontraba el yerno de Porfirio Diaz; por lo que su nombre fue omitido de la lista y quedaron solo 41. Esta noticia fue tan popularizada, que José Guadalupe Posada la inmortalizó en la caricatura Los 41 Maricones.

Este hecho, junto a las notas de prensa fue importante para asociar el número 41 a los homosexuales en México.

Del hecho a la ficción…

Bien, pasemos a la producción basada en este hecho histórico, dirigida por David Pablos y protagonizada por Alfonso Herrera, Emiliano Zurita y Mabel Cadena… ¡Qué forma tan poética de contarlo e interpretarlo!

Una de las intenciones que David Pablos había declarado en entrevistas previas, era la de revindicar la cacería y tortura que se vivió en ese hecho dando sensibilidad y visibilidad a la represión que ha vivido la comunidad LGBTIQ+ en México, y en mi perspectiva lo cumplió y ofreció muchísimo más.

Homenaje a la cultura queer

Con la película El Baile de los 41, David Pablos logra mostrar todo un conjunto de elementos que tienen que ver con el amor entre los hombres en un contexto social de esa época, y que mucho de este entorno sigue sucediendo en el 2020. Y es que la cinta va más allá de un baile, la película es un homenaje a los lugares clandestinos, y espacios seguros que se han tenido que generar para no ser violentados públicamente y que los hombres se puedan expresar de la forma en que se sienten identificados sin prejuicios.

Representación y cuidado

A decir verdad, temía un poco por la representación homosexual, y que estas expresiones de feminidad en los hombres cayeran en un chiste o burla, pero sucede todo lo contrario; los personajes son enaltecidos y dignificados con muchísimo cuidado en los detalles de performance, vestuario y desarrollo. Y eso se agradece bastante.

Encuentros reales

Al ver El Baile de los 41, no pude evitar relacionar a cada uno de esos maricones con mis hermanxs, mis amigos, las personas con las que convivo y verles en cada personaje me hizo erizar la piel y rozar los ojos varias veces. Ya que al rededor de la historia central suceden pequeñas historias que se cuentan en 3 o 4 segundos en pantalla pero que hablan de una investigación para crear un entorno real y humano sobre la homosexualidad y sus espacios.

Las joyas de la peli

Hablando de los personajes principales, ¡Qué grandioso trabajo hacen Cadena, Herrera y Zurita! Sobre todo en las escenas de convivencia, donde las miradas y los silencios reemplazan las palabras y generan un todo.

Las actuaciones de la trieja protagonista embonan, convencen y enamoran con un encanto único.

Gran factura para una gran historia

El Baile de los 41 es una película de gran factura donde cada momento cuenta una historia completa; desde la producción, fotografía, vestuarios, e interpretaciones. Cada escena tiene un objetivo y un mensaje clave para contar, aunque en momentos esto mismo puede jugar en contra de la historia, pues al ser tan poderosa cada escena llegan a salirse del eje principal, y es algo que se ha comentado entre colegas pero a decir verdad, a mí no me importa.

Conclusión de amor universal

Definitivamente, El Baile de los 41 cumple con llevar un mensaje de amor, representación y visibilidad de la comunidad LGBTIQ+ a la sociedad, y yo me siento agradecido y feliz de poder ver en pantalla a estrellas de este tamaño e influencia interpretando con tanto respeto este hecho histórico.

Ojo que aquí las opiniones son diversas y me encantará leer la tuya, escríbenos en redes sociales qué opinas sobre El Baile de los 41 en @CirculoPostal y @VictorMercadosa

El Baile de los 41
Drama, LGBTIQ+, Hechos Históricos, Política | Estreno en México: 19 de noviembre 2020

Basada en hechos reales. A finales del siglo XIX, Ignacio de la Torre se casa con la hija del presidente de México, Porfirio Díaz. Ignacio lleva una doble vida: es miembro de una sociedad clandestina mientras asciende en el tradicional mundo de la política. El delicado balance se sostiene hasta que conoce a Evaristo, el miembro 42 de la sociedad. Los secretos salen a la luz y todo culmina en una escandalosa redada policial en una de sus fiestas: el baile de los 41.

Director: David Pablos.
Producción: Coproducción México-Brasil; Canana Films, El Estudio, Bananeira Filmes.
Elenco: Alfonso Herrera, Emiliano Zurita, Mabel Cadena, Fernando Becerril, Paulina Álvarez Muñoz.

Comparte en

Esto te podría gustar